La corriente electricidad en territorio palestino e Israel es de 220 voltios a 50 Hz. La mayoría de los enchufes son de tres clavijas aunque una buena parte funcionan con una doble clavija de tipo europeo. Visitantes que desean usar maquinas de afeitar, planchas de vapor y otros aparatos domésticos pueden necesitar enchufes adaptadores y transformadores.